Call or text for a free confidential evaluation
EspañolEnglish
(323) 951-1188
Los Angeles Personal Injury Attorney

Su deber de mitigar los daños

¿Qué es el deber de mitigar los daños?

Si usted resultó herido en un accidente y dicho accidente fue culpa de otros, entonces tiene derecho a solicitar una indemnización por los daños sufridos. Este es el principio básico en el que se basa todo el sistema de daños personales. Sin embargo, puede que le sorprenda descubrir que, como víctima de un accidente, usted no solo tiene derechos, sino también obligaciones. Una de ellas es el deber de mitigar los daños. Creemos que esta área de la ley a menudo no se explica claramente a los clientes, así que hemos decidido escribir este artículo para educar a nuestros clientes y lectores.

El deber de mitigar daños significa que, incluso como víctima legítima de un accidente, usted debe tomar medidas razonables para reducir el tamaño de los daños. Si no toma estas medidas, usted puede estar limitado a cobrar indemnizaciones tan solo por los daños que hubiera sufrido en caso de haber tratado de mitigar apropiadamente dichos daños.

Es fácil entender por qué existe el deber de mitigar daños: usted no puede esperar recibir un cheque en blanco por parte del acusado en un caso de daños personales. Independientemente de lo legítima que sea su reclamación, usted no tiene derecho a hacer que el caso sea más costoso de lo que ya es para el acusado.

Si usted es el demandante en un caso de daños personales, el deber de mitigar los daños es algo que usted tendrá que tener en cuenta inmediatamente después del accidente. Si no lo hace, le podría costar mucho. Este artículo está diseñado para explicar qué pasos debe tomar para cumplir con este deber y para evitar tener que pagar facturas no deseadas.

Instrucciones para Jurados Civiles en California sobre el Deber de Mitigar los Daños

En California, el código legal acerca del deber de mitigar los daños en casos de daños personales puede ser encontrado en las instrucciones para Jurados Civiles en California (CACI) No. 3930.

Esta sección indica lo siguiente:

Si usted decide que [nombre del acusado] es responsable por el daño original, [nombre del demandante] no tiene derecho a cobrar una indemnización por los daños que [nombre del acusado] demuestre que [nombre del demandante] podría haber evitado con esfuerzos o gastos razonables.

Usted debería tener en cuenta las circunstancias que rodean a [nombre del demandante] a la hora de determinar la razonabilidad, incluyendo su capacidad para hacer esfuerzos o gastos sin sufrir riesgos o dificultades innecesarias.

Si [nombre del demandante] hizo esfuerzos razonables para evitar los daños, entonces su indemnización debería cubrir las cantidades razonables que [él/ella] gastó con este fin.

Este lenguaje jurídico puede sonar muy complicado, pero podemos aprender varias cosas importantes al leer esta definición.

En primer lugar, las instrucciones reconocen que el concepto de razonabilidad es algo relativo y que se basa en una serie de factores externos. Si usted dispone de una cantidad significativa de tiempo y dinero, lo que se considera “razonable” en su caso puede ser diferente de lo que se considere razonable para personas con menos recursos.

Esto le beneficia si usted pasa por aprietos económicos, porque significa que el jurado tendrá en cuenta estas difíciles circunstancias.

En segundo lugar, la indemnización total que usted podrá recibir incluirá las cantidades que usted haya gastado para mitigar los daños. Digamos que usted gastó $100 en medidas para reducir sus daños en $200. Usted podrá cobrar esos $100 como parte de su indemnización total.

En tercer lugar, una reclamación por fallo a la hora de mitigar los daños es una defensa afirmativa, lo que significa que la carga probatoria recae sobre el acusado. Él es quien debe demostrar que usted no mitigó los daños. Si no puede hacerlo, el tribunal asumirá que usted tomó toda las medidas necesarias para hacerlo.

Finalmente, tal y como se menciona en las notas a pie de página de las instrucciones del jurado, de acuerdo con el deber de mitigar daños, usted no tiene el deber de renunciar a ningún derecho básico ni de hacer nada que no sea capaz de hacer. Usted solo tiene que hacer lo que una persona razonablemente prudente haría en su misma situación.

Cómo funciona en la práctica el Deber de Mitigar los Daños

El deber de mitigar los daños se aplica en las siguientes situaciones:

  1. Vehículo de alquiler. Digamos que su auto sufrió daños en un accidente y usted necesita rentar otro auto. ¿Podría usted rentar el mejor auto que encuentre? No, normalmente, a la hora de rentar un auto, su indemnización cubrirá los gastos por rentar un auto de valor comparable al suyo. Por favor, tenga en cuenta que también se espera que usted cuente con seguro para el vehículo que resultó dañado en el accidente y, por lo tanto, las compañías de seguros normalmente no cubren ningún tipo de seguro extra para el auto rentado y si usted desea obtener cualquier seguro extra tendrá que pagarlo de su bolsillo.
  1. Costos de almacenamiento. Si su auto no se puede manejar, usted debe tomar medidas para agilizar su reclamación y minimizar así los gastos por rentar un vehículo y los costos de almacenamiento. Informe inmediatamente de su accidente a la compañía de seguros – estas no cubren los daños sufridos a causa de retrasos irrazonables a la hora de informar acerca de los daños. Mueva su vehículo a un lugar de almacenaje gratuito si fuera posible; las compañías de seguros no pagarán por gastos relacionados con costos de almacenamiento extra o renta de autos si usted se retrasa a la hora de presentar una reclamación o programar la inspección de su auto. Si usted tiene cobertura de colisión integral, usted debe utilizarla para procesar los daños a su propiedad. Esto se debe a que es mucho más rápido. La compañía de seguros de la parte culpable también tiene derechos, como el de investigar la causa del accidente a través del testimonio de su asegurado, hablando con testigos y obteniendo informes de la policía y otras pruebas disponibles. Este proceso puede llevar un tiempo y puede que la investigación del accidente se alargue y, si las facturas por el vehículo que usted ha rentado y por el almacenamiento se acumulan durante este tiempo, esto supondrá una violación de su deber de mitigar los daños. De todas maneras, no se preocupe: si la otra parte es declarada culpable, su compañía de seguros tratará de cobrar un reembolso a través del proceso de subrogación, su deducible será devuelto y no se añadirá nada a su historial de manejo.
  1. Pérdida total. Si usted cree que su vehículo es una pérdida total, usted debe comenzar a buscar un auto de sustitución inmediatamente porque la mayoría de las compañías de seguros solo cubrirán su vehículo durante un número limitado de días.

Es importante que tenga en cuenta que usted no recibirá cero compensación en estas situaciones. Usted seguirá cobrando una indemnización por daños razonables, como el cote de almacenamiento, renta o reparaciones del auto si usted hubiera actuado de manera más responsable. De todos modos, cualquier cosa causada por su fallo a la hora de mitigar los daños, correrá de su cuenta.

También es importante que tenga en cuenta que el deber de mitigar los daños no es infinito. Usted solo debe tomar las medidas razonables para hacerlo.

¿Qué es razonable? Esa es una cuestión más complicada de lo que usted piensa.

Por un lado, parte de la definición de razonabilidad puede ser medida objetivamente e implica un análisis matemático del coste-beneficio de las opciones disponibles bastante sencillo. Sin embargo, existe cierto grado de ambigüedad en la definición de razonabilidad y lo que se considera razonable varía de una situación a otra.

No obstante, lo más importante para usted es que el deber de mitigar los daños es limitado. La ley no espera que usted haga un esfuerzo hercúleo para ahorrar cada centavo posible de la factura final. Simplemente espera que usted tome las medidas ordinarias y razonables que una persona responsable tomaría para minimizar los costes.

Es de gran ayuda pensar acerca de las medidas que usted hubiera tomado para reducir costes en caso de que usted tuviera que pagar las facturas en lugar del acusado y basar en ello sus decisiones.

Tratamiento médico

Si ha resultado herido en un accidente, usted debe recibir atención médica inmediatamente. Esto es así porque se espera que usted se comporte como una persona razonable. Pero, ¿qué sucede si usted espera y no hace nada para curarse de sus lesiones y, como resultado, usted acaba necesitando un tratamiento médico mucho más serio? En este caso, usted no podrá cobrar una indemnización por estos daños extra causados como resultado de su propio fallo a la hora de tomar medidas.

Una vez que usted comience a recibir tratamiento médico, es importante que siga constantemente las órdenes de su doctor, que acuda a todas las citas y siga el tratamiento recomendado. Si no lo hace y esto prolonga el tiempo de recuperación, entonces esto también se considerará un fallo a la hora de mitigar los daños.

Finalmente, algunas personas creen en formas alternativas de tratamiento fuera de la corriente científica predominante y que no están aprobadas por los seguros. Tenga en cuenta que si desea recibir este tipo de tratamientos, la defensa puede negarse a cubrirlos, incluso si usted cree que estos han sido de ayuda.

Pérdida de ingresos

Si usted puede demostrar que su doctor le ha ordenado que repose tras el accidente, por lo que ha faltado al trabajo o incluso lo ha perdido, usted tiene derecho a recibir una indemnización por los salarios o ingresos futuros perdidos. No obstante, también debe mitigar los daños en esta situación asegurándose de que no pierde más días de trabajo de los necesarios para recuperarse de sus lesiones.

Si no puede mantener su trabajo pero puede conseguir otro trabajo similar, entonces usted está obligado a hacer un esfuerzo de buena fe para buscar empleo o recibir entrenamiento ocupacional (incluyendo educación) para compensar sus pérdidas, incluso si su salario en el nuevo trabajo no iguala su salario anterior.

Aquí, el deber de mitigar los daños puede ser costoso en cuanto a que requiere colaboración por su parte. Por ejemplo, su obligación de buscar un trabajo nuevo de buena fe significa presentarse a entrevistas de trabajo y no hacer nada para sabotear personalmente este proceso. Quizás no piense que la ley afecta a asuntos tan personales, pero sí lo hace.

Conclusión

A estas alturas puede que usted esté preocupado. El deber de mitigar los daños es extremadamente complicado y afecta a todos los aspectos de un caso de daños personales, lo que puede hacer que usted sienta que está caminando en la cuerda floja.

Sin embargo, no tiene por qué cundir el pánico. Por un lado, como ya mencionamos, el deber de mitigar los daños está limitado por la razonabilidad y se tendrá en cuenta el factor humano. Por otro lado, con la ayuda del abogado adecuado, usted puede lidiar mucho más fácilmente con el deber de mitigar los daños.

Si usted ha resultado herido en un accidente, póngase en contacto inmediatamente con Law Offices of Jennie Levin, P.C. Haremos todo lo posible por ayudarle. Además, si encontró interesante este artículo y cree que sus amigos también pueden estar interesados en él, compártalo en FacebookTwitter y otras redes sociales. Finalmente, por favor, ¡déjenos cualquier comentario y díganos sobre qué le gustaría que escribiéramos la próxima vez!

Categories