Llame o envíe un mensaje de texto para un evaluación confidencial gratuita
EspañolEnglish
(323) 951-1188
Los Angeles Personal Injury Attorney

Manejar sin seguro: ¿Qué supone la Proposición 213 en mi caso?

En 1996, los votantes de California aprobaron la Proposición 213, también conocida como la Ley de Responsabilidad Personal. La Proposición 213 es una ley de daños personales extremadamente relevante en el estado de California, ya que limita la capacidad de ciertos conductores de cobrar ciertos tipos de indemnizaciones por daños tras un accidente.

¿Cómo afectará la Proposición 213 a su caso? Si usted es un conductor en California, esto es algo que usted debería saber y, en este artículo, le explicamos cómo funciona esta ley.

Principios básicos de la Proposición 213

En un accidente de auto, existen diferentes tipos de indemnizaciones por daños que se pueden cobrar. Usted puede leer más acerca de dichos tipos en nuestro artículo “Cuánto vale mi caso”.

En pocas palabras, los dos tipos principales de indemnizaciones disponibles son:

  • Indemnizaciones por daños económicos , también conocidas como indemnizaciones especiales, que cubren el costo económico directo del accidente, como facturas médicas, daños a la propiedad y salarios perdidos.
  • Indemnizaciones por daños no económicos , también conocidas como indemnizaciones generales, que cubren daños que no tienen un valor monetario preciso, como el dolor y el sufrimiento.

La Proposición 213 evita que los conductores que no tienen la culpa del accidente cobren indemnizaciones no económicas (o generales). Si usted se vio implicado en un accidente que no fue su culpa y usted no contaba con seguro en el momento del accidente, usted puede recibir una indemnización que cubra los gastos de su bolsillo (incluyendo reparaciones de su auto, gastos de la grúa, del alquiler de un auto y sus facturas médicas). Pero no podrá recibir una indemnización por su dolor y sufrimiento. La Proposición 213 se aplica en las siguientes circunstancias:

>El conductor no estaba asegurado o su vehículo no estaba asegurado.

Todos los conductores en California tienen que contar con seguro de auto según las leyes estatales, pero según el Instituto de Información de Seguros, se estima que el 15,2% de los conductores en California no están asegurados.

Existen muchas razones por las que los conductores no cumplen con su obligación de manejar con seguro. La mayoría de las veces, los motivos son económicos. El conductor simplemente no puede permitirse pagar por el seguro de su auto.

Sin embargo, otra vez, el seguro del conductor puede estar vencido debido a un error genuino. Hemos visto muchos casos en los que la gente se olvida de pagar sus cuotas a tiempo, dejando que su cobertura quede pausada o se olviden de pedir a su compañía de seguros que añadan a su póliza un auto nuevo recién comprado. Todo el mundo comete errores y yo he visto muchos casos en mis años ejerciendo la abogacía. Si usted no renueva su seguro, entonces la Proposición 213 puede afectarle.

Cuando los ciudadanos de California aprobaron esta proposición, lo hicieron porque creyeron que era injusto que los conductores no asegurados cobraran una indemnización completa por los daños sufridos si no contaban con seguro. Pero, ¿y si los roles se invierten? ¿Qué sucede si el conductor no está asegurado tiene la culpa? La otra parte esperaría recibir una indemnización completa. La gente en California cumplió esta proposición esperando que pudiera animar a los conductores a asegurar sus vehículos. Se imaginaron que el coste de las primas es menor que los costes médicos y de las lesiones. Estas son algunas de las políticas detrás de esta proposición. Existen otras circunstancias en las que se aplica esta proposición. Por favor, siga leyendo.

>El conductor esta ebrio.

La Proposición 213 impide que un conductor cobre indemnizaciones por daños no económicos si violó el Código de Vehículos de California 23152 o 23151, secciones que prohíben manejar en estado de ebriedad, y fueron condenados por dicha ofensa.

Esta última línea puede sonar trivial, pero es una elección importante: el conductor en cuestión debe haber sido condenado por manejar bebido en el momento del accidente.

Tras un accidente, la policía no siempre lleva un cabo de prueba de sobriedad, pero lo hará si ve signos de intoxicación en uno de los conductores. La policía es muy buena reconociendo estos síntomas, pero también comete errores y, muchas veces, no se da cuenta de que un conductor está intoxicado. Si esto sucede, ¡entonces la Proposición 213 no se aplicará!

Debido a que el Código de Vehículos de California 23152 también prohíbe manejar bajo los efectos de drogas, esta sección de la Proposición 213 debería aplicarse igualmente a conductores drogados, tanto si manejan bajo los efectos de la marihuana como cualquier otra sustancia que afecte a su capacidad para conducir, incluyendo medicamentos con receta.

>El conductor estaba en proceso de cometer un delito grave en el momento del accidente o estaba huyendo de un delito grave cometido.

Esta situación se sobreentiende. Si usted resulta herido en un accidente mientras huye de la policía tras haber robado un banco, no podrá cobrar indemnizaciones por daños no económicos (y tendrá muchas otras cosas por las que preocupa). La idea detrás de esta normativa es que sería injusto compensar a esta persona.

Al igual que en la disposición anterior relacionada con conductores ebrios, el conductor debe haber sido condenado por el delito grave en cuestión para que la Proposición 213 se aplique.

El texto completo de la Proposición 213 puede encontrarse en el Código Civil de California 3333.3 y 3333.4 .

Comprender la Proposición 213

Estas son algunas nociones básicas de la Proposición 213. Pero existen otros puntos a tener en cuenta:

  • La Proposición 213 solo se aplica al conductor del vehículo en cuestión . Si usted es un pasajero, entonces sigue siendo elegible para recibir indemnizaciones por daños no económicos, incluso si el conductor estaba ebrio o no contaba con seguro (pero existen ciertas excepciones de esta norma). Al fin y al cabo, no es su culpa que el conductor sea irresponsable.
  • La Proposición 213 se aplica incluso si usted no tiene ninguna culpa . Si usted no tenía seguro o estaba ebrio, drogado o cometiendo un delito grave, no podrá cobrar indemnizaciones por daños no incluso económicos si el accidente fue 100% culpa del otro conductor y usted no violó ninguna norma de tráfico.
  • La Proposición 213 solo se aplica a indemnizaciones por daños no económicos . Incluso en esta situación, usted puede seguir cobrando indemnizaciones por daños económicos, como facturas médicas y daños a la propiedad. No obstante, debido a que los daños no económicos suponen una gran parte de las indemnizaciones en casos de daños personales, esta será una gran pérdida y, ya que su caso tendrá un valor menor, algunos abogados pueden que no lo acepten.
  • Los tribunales se han dado cuenta de que, aunque la Proposición 213 protege a los conductores que sufren colisiones contra conductores no asegurados, no protege a los fabricantes de autos . Así que, si usted sufre un accidente causado por el mal funcionamiento de un vehículo, entonces puede demandar al fabricante del auto, incluso si usted no tiene seguro o manejaba ebrio.
  • La Proposición 213 solo se aplica en propiedades públicas . Debido a que las leyes en California solo requieren que los conductores en vías públicas estén asegurados, si el accidente en cuestión tuvo lugar en una carretera privada, entonces el cliente podrá cobrar indemnizaciones por daños económicos y no económicos.
  • La Proposición 213 no se aplica si usted no es dueño del vehículo que está manejando y este no está asegurado . Si usted cuenta con seguro en su propio vehículo, entonces estará protegido, incluso si el vehículo que tomó prestado no estaba asegurado. Al fin y al cabo, no es su responsabilidad.
  • Existe una situación muy importante en la que un conductor no asegurado en una carretera pública puede ser elegible para cobrar una indemnización por daños no económicos bajo la Proposición 213 : si es golpeado por un conductor ebrio. Debido a que el estado clasifica el hecho de manejar en estado de ebriedad como una ofensa más severa que manejar sin seguro, cuando las dos situaciones se dan a la vez, la primera tiene más peso que la segunda y la Proposición 213 no se aplica. Todo se reduce a la igualdad ya desalentar el mal comportamiento y fomentar un comportamiento responsable.

¿Por qué se llevó a cabo la Proposición 213?

La Proposición 213 se produjo por varias razones:

El primer objetivo de la Proposición 213 era reducir el costo de los seguros para conductores ordinarios en la carretera . Debido a que la mayoría de demandas por accidentes de auto implican cobrar indemnizaciones por parte de las compañías de seguros, en lugar de directamente del conductor culpable, y ya que el propósito de un seguro de auto es compartir el riesgo, los conductores ordinarios acaban pagando el coste de los daños causados en accidentes a través del aumento de la prima de su seguro.

No obstante, existe una razón por la que los conductores sin seguro, ebrios o criminales son el objetivo de la proposición, en lugar de simplemente impedir que todos los conductores cobren indemnizaciones no económicas (lo que, en teoría, disminuiría aún más las primas) .

Y ese es el segundo objetivo de la Proposición 213: castigar a los conductores irresponsables.

La lógica básica detrás de esta ley es que los conductores ordinarios no deben pagar por otros conductores que no respetan las leyes relacionadas con manejar bajo los efectos del alcohol y con seguros. Pero mientras que unos pocos no están de acuerdo con que es importante ser responsable, la ley puede ser muy dura con conductores que olvidan realizar un pago del seguro o que no pueden permitírselo.

Desafortunadamente, si usted olvidó actualizar su seguro, la Proposición 213 puede ser dura con usted. De hecho, se aplicará incluso si usted pensó razonablemente que el vehículo que conducía estaba asegurado.

¿Cómo puede evitar un conductor sufrir por culpa de la Proposición 213?

Evitar las dos primeras partes de la Proposición 213 es fácil para cualquier ciudadano que respeta la ley. No cometa delitos graves mientras maneja ni maneje bajo los efectos del alcohol o drogas.

Evitar la tercera parte de la Proposición 213 puede ser menos sencillo. Existen muchas razones por las que el seguro de un conductor puede estar en pausa y no todas ellas implican una deficiencia moral por parte del conductor. Algunas de estas razones son simples errores de procedimiento.

Por ejemplo, si usted no pagó la prima del seguro o si la pagó tarde, o si no renovó su seguro, este podría estar cancelado y, en caso de que accidente durante este período, se aplicaría la Proposición 213.

Dejar que su seguro expire también es peligroso por otras razones. Si usted se ve implicado en un accidente en el que usted es culpable (esto puede pasarle hasta a los mejores conductores), entonces usted será económicamente responsable por todos los daños que cause.

Por todas estas razones, solo podemos recomendarle una cosa: tenga mucho cuidado y pague su seguro a tiempo. Si es posible, active un plan de pago automático y asegúrese de que su método de pago y dirección postal estén actualizados. Si ve que su seguro está vencido, asegúrese de resolver el asunto lo antes posible.

Si ha resultado herido en un accidente, no espere para ponerse en contacto inmediatamente con Law Offices of Jennie Levin, PCHaremos todo lo posible por ayudar. Además, si encuentra interesante este artículo y cree que sus amigos podrían estar interesados en recibir más información acerca de este tema, compártalo en Facebook, Twitter y otras redes sociales. Finalmente, por favor, ¡déjenos sus comentarios y preguntas que quiera que respondamos!

Categories